84 Charing Cross Road

reseñas de novedades en narrativa, poesía y teatro

Jenn Díaz MUJER SIN HIJO [Jot Down Books]

Mujer-sin-hijo

Tenía curiosidad por comprobar como Jenn Díaz se desenvolvía en prosa. Aunque ya es su cuarta novela y la crítica ha sido unánime en considerarla como un valor joven en alza de la literatura española, sólo había leído su poesía.

Un título tan sugerente como Mujer sin hijo no hacía sino incrementar mi interés por dos razones. En primer lugar, el libro trata una cuestión de actualidad que parecía haber obtenido el consenso de la sociedad en nuestro país: el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad; sin embargo, asistimos atónitos en estos días a la tramitación de una ley del aborto conservadora que se inmiscuye en lo que ya creíamos que era un derecho en España. Aquí está la derecha más ultra para recordarnos que nuestra generación habrá de luchar por derechos en el trabajo y de conciencia que ya creíamos inamovibles. El segundo motivo de interés para leer esta novela era la originalidad de su argumento: un estado imaginario (¿o no?) en el que el gobierno ha ideado un plan de repoblación después de una guerra y la forma en la que tres mujeres (unidas por sangre y/o destino) se enfrentan a problemas relacionados con una forzada maternidad – aunque conlleve la muerte- , la marginación de aquellas que se niegan a convertirse en “máquinas reproductoras” – aunque comporte la separación del ser amado-, y el doble dolor que implica la muerte de un hijo que la crueldad social obliga a mantener en vida en un (auto)engaño que impide cicatrizar la herida.

Debo reconocer que el estilo narrativo de Díaz es realmente cautivador y merece cada uno de los halagadores calificativos que ha recibido como escritora. Consigue enhebrar las historias de estas tres mujeres con una prosa sencilla pero seductora y  dosifica la caracterización de los personajes de manera que logra sacudir al lector en algunos momentos decisivos de las historias. La autora agita conciencias y corazones con los emotivos relatos de las mujeres protagonistas, las mentiras y falsas apariencias que los ciudadanos se ven obligados a vivir ante la opresión gubernamental, el miedo a la delación de sus propios vecinos y conocidos y plantea incómodas posiciones como una velada crítica al malentendido (a veces) feminismo o al seguidismo social ante los atropellos gubernamentales.

Pero ha sido una lectura agridulce. Me ha sabido a poco. Me explico. Los mismos elementos que juegan a favor de la novela, la sencillez de estilo, las historias conmovedoras y la construcción de los personajes, saben a poco cuando llegas al final de ella. A medida que avanzaban las páginas, me he encontrado expectante como lectora, a la espera de algún giro inesperado en las historias o ante el descubrimiento de algún aspecto imprevisible en el carácter de los personajes principales. Esos momentos no han llegado. Y es que creo que Díaz no acaba de aprovechar plenamente el escenario de opresión tan asfixiante contra las mujeres que imagina (la coerción gubernamental sobre la maternidad) para romper en algunos momentos del relato con tanta sobriedad estilística y sorprender al lector con un viraje insospechado en la conclusión de las historias.

A pesar de ello, una lectura interesante, un tiempo bien empleado y una autora por descubrir: impaciente por leer el resto de la obra narrativa de Jenn Díaz. Lumen publicará próximamente la que será su quinta novela, Es un decir.

Blog de Jenn Díaz

Artículos de Jenn Díaz en blog de Jot Down Books

starstar

star

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 1, PM por en Reseñas de la semana y etiquetada con , , .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: